Los Olmecas habitaron el sur del golfo de México y son la más antigua civilización en Mesoamérica. Vivian en lugares pantanosos y selváticos que hoy constituyen los estados mexicanos de Veracruz y Tabasco.

En San Lorenzo (Veracruz) vivian en pequeñas aldeas donde cazaban, sembraban y recolectaban sus alimentos, pero por causas desconocidas este lugar se destruyó y fue sustituido por La Venta (Tabasco) y Tres zapotes (Veracruz), ahí ya no vivian en pequeñas aldeas, ahora eran ciudades donde tenian una piramide con grandes patios y varios templos alrededor.

Los olmecas, cuyo nombre significa ‘país del hule’, fueron los primeros en emplear la piedra en la arquitectura y escultura, en esta última, al igual que en la cerámica, eran particularmente hábiles.

Seguramente tú conoces las enormes cabezas de piedra que fueron encontradas en La Venta, Tabasco, y que llegan a alcanzar los 4 metros de altura por 4 de diámetro y pesar hasta 65 toneladas. Son representaciones de hombres con nariz achatada y labios gruesos, cubiertos con una especie de casco circular. Cada una de ellas muestra rasgos faciales distintos, como si fueran retratos de gente conocida, a lo mejor reyes o sacerdotes o quizás jugadores de pelota, porque el tocado que presentan todas las cabezas pudo ser el casco de protección para este juego ritual.